Cómo usar el vibrador de conejito con tu pareja

Te encantan los juguetes eróticos y has visto un vibrador de conejito que te ha conquistado porque despierta tu morbo y tu curiosidad. El «problema» es que ahora mismo tienes pareja y no sabes si es buena idea adquirirlo en estos momentos por miedo a lo que pueda pensar él o ella. No te preocupes, los vibradores no solo están hechos para disfrutar del sexo en soledad, sino que pueden convertirse en un elemento que rompa la monotonía en una relación de pareja.

Cómo jugar en pareja con los vibradores de conejito

Los vibradores de conejito reciben ese nombre porque la parte que se encarga de estimular el clítoris tiene como dos orejitas largas para que el placer sea el doble. También son conocidos como «conejito rampante» o «alas de mariposa», dependiendo de la forma del estimulador de clítoris.

Este tipo de aparato se ha convertido en uno de los más populares en sexualidad femenina, ya que, cuando lo activas, tanto la parte que se introduce como la que apunta al clítoris vibran conjuntamente, lo que puede hacerte ver las estrellas. El reto en pareja está en alargar lo máximo posible este placer antes de que ninguno de los dos acabéis. Podéis seguir estas pautas:

Juegos antes del sexo

Tu pareja puede jugar con el vibrador y contigo gracias a la vibración del aparato, rozar suavemente tus pechos e ir bajando con él, poco a poco, hasta llegar a tus partes íntimas; hará que te excites muchísimo y que el placer se prolongue. Una vez por la zona erógena, el vibrador puede ir acariciando por encima, sin necesidad de penetración o pararse en un lugar concreto. De esta manera, evitas el orgasmo, yendo con cuidado.

Si eres multiorgásmica puedes pedirle a tu pareja que se detenga más en ciertas zonas o que vaya aún más lento. Si tienes un orgasmo y puedes seguir, fenomenal.

Pero no pienses que esto solo te va a hacer disfrutar a ti, hay muchas personas a las que les encanta dar placer y ver cómo siente su pareja mientras ellas toman el control. Pueden tomar una postura más pasiva y obedecerte o, por el contrario, decidir que son ellas quienes van a trazar el recorrido por tu cuerpo o van a controlar la velocidad y la intensidad del vibrador.

Idas y venidas

Pocas cosas son tan excitantes como probar algo rico y que te lo quiten al instante. De nuevo es tu pareja la que hace uso del control del vibrador y te lo introduce el tiempo que él o ella quiera. En este juego es importante que asumas el papel de víctima o de sometida y confiar en la destreza de la otra persona. Si os van los juegos más fuertes, tu pareja te puede atar, incluso amordazarte, mientras introduce una y otra vez el vibrador en tu cuerpo.

De esta manera, tu pareja se va a guiar solo por tus gestos para saber cuándo tiene que parar y cuándo seguir, teniendo mucho cuidado en no pasarse y que acabes teniendo un orgasmo, por lo que el juego acabaría.

El sexo clásico

Para romper la monotonía con tu pareja, siempre puedes acudir a un vibrador para utilizarlo tú misma mientras te mira. Aunque no forme parte del juego, se sentirá muy excitado o excitada, como si estuviera dentro de una película porno. También puede masturbarse mientras tú lo haces con el vibrador o simplemente observar cómo y dónde obtienes más placer.

Una misma se conoce mejor que nadie (o debería conocerse), y en el sexo no debe ser una excepción. Utiliza los juguetes eróticos para encontrar tu verdadero placer.

Tipos de vibradores de conejito

El mercado de los vibradores ha ido evolucionando con gran rapidez y, como uno de sus productos más populares, el de conejito ha sabido adaptarse a todo tipo de gustos. Por tanto, en nuestra tienda podrás encontrar aparatos más o menos ruidosos, con más o menos potencia o que vibren más o menos, de todo tipos y colores. Si es la primera vez que compras un vibrador, te aconsejamos que leas las opiniones de los demás usuarios para tener una idea, a priori, de si es lo que necesitas.

En cualquier caso, las principales características de todos ellos son:

– Llegan mejor que otros al punto G.

– Pueden estimular el clítoris antes que otros aparatos.

– Algunos modelos estimulan la vagina (para quienes lleguen al orgasmo vaginal) y otros también el ano, por tanto, son perfectos tanto para hombres como para mujeres.

Con respecto a la calidad de los materiales, este es uno de los puntos más importantes que tendrás que tener en cuenta. Por tu seguridad, elige solo aquellos que sean hipoalergénicos y de máxima calidad, tus partes íntimas son muy delicadas y no querrás tener una reacción alérgica justo ahí. Limpia tus juguetes antes y después de cada uso con un jabón especial, los hay que están especialmente diseñados para usarse bajo la ducha. Esto añade un extra de puntos para decantarte por ellos, ¿no crees?

Algunos vibradores de conejito utilizan batería enchufable y otros van con pilas. Ten en cuenta que los de la batería van a ser un poco más delicados a la hora de mojarlos, pero no tendrás el problema de quedarte sin energía justo cuando más te apetece utilizarlos. Por supuesto, mira la vibración que tienen, que sean regulables y cuántas partes del cuerpo te gustaría que estimularan a la vez.

Por último, acompaña siempre a este tipo de juguete sexual con un buen lubricante para que todo sea más fácil y no haya ningún impedimento para disfrutar al máximo de él.

En conclusión, el vibrador de conejito es uno de los juguetes más populares en las tiendas eróticas y tiene muchos motivos que le dan este reconocimiento. Mira todas nuestras variedades y precios, seguro que encuentras uno que se adapte a tu placer. Y recuerda que no es solo para una misma, sino que se puede usar también en pareja. Solo hay que dejar volar la imaginación.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.