Sentirse mejor con uno mismo no solo es posible, sino también más que recomendable. Para conseguirlo, puedes hacerlo a través de una serie de consejos que hemos reunido especialmente para ti. Son gestos tan sencillos como naturales que se encuentran al alcance de todas las personas.

Prueba aquellas de estas diez recomendaciones que más te seduzcan o mejor aún, ponlas todas en práctica. Notarás sus beneficios en breve.

Consejo 1: Come sano

La alimentación es la base de una buena salud. De ahí esa frase que asegura que “somos lo que comemos”. Olvídate de los procesados alimentarios o la llamada comida basura. Opta por una dieta sana, en la que frutas y verduras tengan un papel destacado. Te aportarán vitaminas y fibra, mientras contribuyen a que te sientas saciado. No olvides el pescado ni los cereales. La suma de todos estos alimentos reforzará tu sistema inmunitario y te dará energía para afrontar una jornada llena de actividades.

Eso sí, destierra para siempre el azúcar. No solo no aporta más que un extra de calorías a tu organismo, sino que crea una dependencia cada vez mayor y una sensación de hambre casi continua. Es recomendable que reduzcas, además, la cantidad de sal que empleas a la hora de cocinar.

Consejo 2: Cambia los refrescos por infusiones

Son una tentación, sobre todo con la llegada del verano y las altas temperaturas. ¿A quién no le apetece tomarse un refresco de cola o cualquier otro sabor dulce con sus chispeantes burbujas? No te dejes engañar. Esas creaciones que protagonizan los anuncios publicitarios más seductores no te ayudarán a acabar con la sed. Recuerda su alta composición de azúcar en cada vaso, excesiva para tu organismo.

El agua es la bebida más sana y la única que tu cuerpo necesita. Puedes tomarla del grifo o embotellada. Otra forma muy interesante de hidratarte es la de las infusionesEscógelas por su sabor o por el bienestar que prometen regalarte. La oferta es tan amplia como variada. Desde ayudarte a hacer la digestión a contribuir a relajarte, pasando por las que prometen velar por tu belleza, las que aseguran un sueño reparador…

Consejo 3: Haz ejercicio físico

No se trata de que te apuntes a un gimnasio y, desde mañana, acudas varias horas por semana. Basta con que dediques una parte del día a cuidar de tu cuerpo, al fin y al cabo es el que habitarás durante toda tu vida. ¡Muévete! Puedes poner en práctica este consejo caminando entre 20 minutos y una hora al día. ¿Qué te parece comenzar con un tiempo diario o una distancia, como tres kilómetros, e ir aumentando tu reto diario un poco más?

Para cuando quieras darte cuenta, estarás completando distancias de cinco o más kilómetros diarios y te sentirás mucho más ágil. También te ayudará a dormir mejor. Si lo prefieres, puedes combinar las caminatas con una tabla de ejercicios en tu propia casa. Te ayudara a trabajar zonas concretas de tu cuerpo, como brazos, espalda, abdominales…

Consejo 4: Prueba los beneficios de la meditación

Sentirse bien por fuera y por dentro es fundamental para los seres humanos. Si el ejercicio físico te mantiene en plena forma, recurrir a la meditación o disciplinas como el yoga serán una cura para tu bienestar emocional. Olvida las tensiones que te produce el trabajo, aparta el estrés diario y deja a un lado las preocupaciones que no puedes quitarte de la cabeza.

Concédete un momento para ti, para dejar la mente libre de esos problemas que te agobian y concentrarte en la respiración y la paz que comenzará a inundarte. Será una cura para el alma que tendrá eco en tu cuerpo y en el resto de la jornada que tengas por delante.

Consejo 5: Regálate un masaje

No tienes que esperar a tener dolor de espalda o una contractura para acudir al masajista a que ponga fin a esos síntomas que te quitarán el sueño. Puedes regalarte un masaje en cualquier momento, eligiendo entre la gran variedad de propuestas que existen aquella que más pueda seducirte. Una hora sobre una camilla, con luz tenue, el sonido de una música suave y el aroma de esencias resultará una experiencia verdaderamente relajante.

Mima tu cuerpo para que las tensiones no hagan mella en él, poniéndote en manos de un profesional. Trabajará esas zonas de tu cuerpo que puedan verse resentidas y tras el paso por su centro especializado, te sentirás con fuerzas renovadas.

Puedes recurrir, asimismo, a algunos de los diferentes masajeadores que ponemos a tu disposición en nuestro sitio web, como el provisto de luz led.

Consejo 6: Duerme ocho horas diarias

Puede parecer una obviedad, pero el descanso es básico para que puedas afrontar con éxito tu día a día. Utilizando un símil de actualidad, dormir es el equivalente a recargar la batería de un dispositivo que debe estar a pleno rendimiento durante las siguientes 24 horas. Para ello, es importante que duermas al menos ocho horas cada noche.

Si no es tu caso, ponte unos hábitos para obligarte al descanso. Fija una hora para irte a la cama. No te quedes hasta muy tarde viendo la televisión ni consultando las redes sociales a través del teléfono móvil. Tampoco veas en él las noticias que puedan desvelarte. Es mejor que lo apagues para que no te moleste durante la noche con notificaciones inoportunas de tus aplicaciones ni con esa luz azul que impide el descanso.

Si te cuesta conciliar el sueño, lee un libro o tómate una infusión que te ayude a relajarte poco antes de meterte en la cama. La almohada es clave. Prueba la viscoelástica cervical que encontrarás en nuestra tienda online. Verás cómo a la mañana siguiente te despiertas con más energía.

Consejo 7: Toma el sol

No es un consejo para que tu piel luzca bronceada este próximo verano, aunque si lo consigues, ya estarás disfrutando de uno de sus beneficios. Existen otros muchos más. Para empezar, te ayudará a producir vitamina D en tu piel, de vital importancia para contribuir a la mineralización de tus huesos. Además, ayuda a potenciar la absorción en el intestino del calcio y el fósforo que precisas.

Otras de sus ventajas pasan por reducir la presión en sangre, aumentar las defensas, equilibrar el colesterol y mejorar el estado de ánimo. La lista es más amplia. Pero ¿cuánto tiempo es necesario exponerse al sol? Los expertos aseguran que unos diez minutos son suficientes.

No olvides ponerte la debida protección solar eligiendo aquel producto que más te convenga de entre todos los que tenemos a la venta.

Consejo 8: Visita una playa

Caminar por un arenal es un estupendo remedio para relajarse y mejorar el estado de ánimo. Si lo haces, además, por su orilla, dejando que el mar bañe tus pies, disfrutarás de una experiencia tan placentera como aparentemente sencilla. Sin necesidad de gastar dinero ni dedicarle demasiado tiempo, notarás renovados tus ánimos para continuar con las tareas que llenan tu agenda.

Es un modo de desconectar casi inmediato. No podrás escapar a su atractivo. Pero si no vives cerca de la costa, no te preocupes. Puedes cambiar la playa por un bosque, abrazar los árboles, sentir el canto de los pájaros… No podrás resistirte a su encanto.

Consejo 9: Cuida tu postura ante el ordenador

Si pasas muchas horas trabajando sentado ante el ordenador, en la oficina o en tu hogar, debes tener en cuenta unas recomendaciones básicas para evitar problemas derivados de una mala postura. Elige una silla que se adapte a la altura y en la que mantengas la espalda recta y los pies apoyados en el suelo.

Puedes añadirle un respaldo lumbar portátil y transpirable como el que tenemos a tu disposición en nuestra web. Olvídate de incómodos cojines y otras soluciones que no son del todo útiles.

Consejo 10: Dedica tiempo a actividades que te gusten

Si eres un apasionado de la lectura, dedica un tiempo a esa novela que llevas tiempo queriendo leer. Si lo tuyo es el dibujo, opta por nuestros libros para colorear antiestrés. Si eres un cinéfilo confeso, elige una película que te ayude a evadirte o que te inspire. De lo que se trata, al fin y al cabo, es de que te olvides de las obligaciones laborales o de cualquier otro tipo y te permitas disfrutar de aquello que más te gusta.

Tus aficiones deben tener espacio en tu vida. Puede que no todos los días tengas tiempo libre para ellas. No importa. Déjalas para el fin de semana. Puedes, además, compartirlas con tus hijos o tu pareja. Seguro que vivirlas en familia será aún más gratificante.

Ahora que ya sabes cómo dejar a un lado tus preocupaciones, la ansiedad y el estrés, haz que tu vida sea más placentera.  

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.